Lectura de hoy

El águila y la perdiz

Isaías 40:31

...mas los que esperan en Jehová tendrán nuevas fuerzas, levantarán alas como las águilas...

REFLEXIÓN

Un indio norteamericano relata la anécdota de un guerrero que encontró un huevo de águila...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

A.09.- El Espíritu Santo

Lecturas El presente estudio profundiza en la tercera persona de la Trinidad, El Espíritu Santo. ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

Obra según tu creencia

Publicación:  Wednesday 12 June 2019   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



En esto sabemos que nosotros lo conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: “Yo lo conozco”, pero no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso y la verdad no está en él. Pero el que guarda su palabra, en ese verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en Él. El que dice que permanece en Él, debe andar como Él anduvo. 1 Juan 2:3-6


Reflexión

Cuando Abraham Lincoln firmó la proclama de emancipación de los esclavos, ejemplares del documento fueron enviados a todas partes. Supongamos que un esclavo hubiese visto una copia de la proclama y se hubiera enterado del contenido. Es posible que hubiese conocido el hecho, estado de acuerdo con la justicia del mismo y sin embargo que hubiese seguido sirviendo a su viejo amo. En este caso su fe en el documento de nada le hubiese valido, él hubiera permanecido esclavo de por vida. 

Así sucede con nosotros. Un mero conocimiento de los hechos históricos de la vida de Cristo, o un simple asentimiento intelectual a sus enseñanzas y a su misión, no servirán de nada en la vida de un hombre, si no agrega además una rendición llena de confianza al amor del Señor. Un mero conocimiento intelectual o una mera profesión de fe, no substituyen una entrega del corazón.

Mis queridos hermanos y amigos, hay una gran diferencia entre admirar a Jesús y obedecer a Jesús. Hay aun una diferencia mayor entre creer en Jesús y seguir a Jesús. Él es nuestro modelo, nuestra aspiración, nuestro ejemplo. Pretendamos ser como Él y aunque no podamos alcanzarlo en esta vida, mejoraremos cada día. Recordemos, cada vez que debamos tomar una decisión, preguntémonos, ¿Qué haría Jesús? y actuemos en consecuencia.

Que Dios te bendiga