Lectura de hoy

Compartir la luz

Mateo 5:14-16

Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni...

REFLEXIÓN

Hu-Song, filósofo de Oriente, contó a sus discípulos la siguiente historia: "... Varios...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

F.04.- La llenura y el bautismo del Espíritu Santo

Lecturas Estudio detallado sobre la diferencia entre la llenura y el bautismo del Espíritu Santo ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

Un estado de actitud

Publicación:  viernes 27 enero 2023   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



Sabemos, además, que a los que aman a Dios, todas las cosas los ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Romanos 8:28


Reflexión

Cecilia se quejaba todo el tiempo de que no ganaba suficiente dinero, de que no podía comprar lo que deseaba y que jamás podrá conseguir nada. Un consejero le dijo:

- Estás desperdiciando tu energía en quejarte, en lugar de usarla para avanzar.

- No comprendes... Mi empleo es el problema, no yo - replicó ella.

- Tu empleo mal pagado puede ser un problema y puede ser que tu jefe sea demasiado exigente, pero si siempre estás tan disconforme, es muy posible que el daño que te causas es mayor del que pueda causarte el trabajo o tu jefe.

- ¿Y qué puedo hacer yo? -quiso saber ella.

- Tú no puedes controlar el trabajo ni a tu jefe, pero sí puedes controlar tus sentimientos respecto a ellos. Modifica tu actitud -respondió el consejero.

Cecilia aceptó el consejo. Cuando dejó de lamentarse de la vida, la gente a su alrededor lo notó de inmediato. Consiguió un ascenso y su nuevo puesto le generó mejores posibilidades. En pocos meses la transfirieron a otro departamento con un sueldo mayor y un jefe que le brindaba todo su apoyo.

Mis queridos hermanos y amigos, lo que vemos horrible y desagradable no es más que un estado de actitud. Un cambio de actitud ¡cambiará el estado de las cosas!

Si afirmamos que las cosas pueden salir mal, posiblemente seamos profetas… saldrán mal.

Nuestro Señor nos enseña a esperar solo buenas cosas y a enfrentar las desagradables como las que nos ayudan a bien. ¡Esa es la actitud correcta!

Que Dios te bendiga