Lectura de hoy

La amabilidad no puede esperar

Romanos 12:10

Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos...

REFLEXIÓN

Pensemos por un momento en aquellas palabras especiales que deseamos expresar a alguien que...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

F.02.- La oración

Lecturas Estudio detallado sobre cómo cuando y qué orar. ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

Bajo sus alas

Publicación:  Thursday 11 October 2018   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



Con sus plumas te cubrirá y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y protección es su verdad. Salmos 91:4


Reflexión

Un artículo en National Geographic varios años atrás mostraba una foto impactante de las Alas de Dios.

Después de un incendio forestal en el Parque Nacional de Yellowstone, los guardabosques iniciaron una larga jornada montaña arriba para valorar los daños del incendio.

Un guardabosque encontró un pájaro literalmente petrificado en cenizas, posado cual estatua en la base de un árbol. Un poco asombrado por el espeluznante espectáculo, el guardabosque dio unos golpecitos al pajarillo con una vara. Cuando lo hizo tres diminutos polluelos se escabulleron bajo las alas de su madre ya muerta.

La amorosa madre, en su afán de impedir el desastre, había llevado a sus hijos a la base del árbol y los había acurrucado bajo sus alas, instintivamente conociendo que el humo tóxico ascendería. Ella podía haber volado para encontrar su seguridad, pero se había negado a abandonar a sus bebés.

Cuando las llamas llegaron y quemaron su pequeño cuerpo ella permaneció firme. Porque había decidido morir para que aquellos que estaban bajo sus alas pudiesen vivir.

De acuerdo al salmista, debajo de las alas de Dios estaremos seguros. Tanto que Él ya demostró que está dispuesto a todo por guardarnos, hasta hacerse hombre en la persona de Jesús y dar Su vida por nosotros.

Mis queridos hermanos y amigos, ser amado de esta manera debería marcar una diferencia en nuestra vida. No olvidemos a Aquél que nos amó y murió por nosotros. Nuestra vida debería ser diferente sólo por eso.

Que Dios te bendiga