Lectura de hoy

Cicatrices del alma

1 Pedro 1:6-7

Por lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis...

REFLEXIÓN

En un día caluroso de verano en el sur de Florida, un niño decidió ir a nadar en la laguna...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

H.06.- La era de la ley

Lecturas Estudio que analiza con detalle la era de la ley ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

¿Cómo estás mirando la vida hoy?

Publicación:  jueves 23 junio 2022   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



No que hable porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme cualquiera que sea mi situación. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:11-13


Reflexión

Se cuenta la historia de gemelos idénticos: uno lleno de optimismo que a menudo solía decir: ¡Todo está saliendo color de rosas! y el otro, un pesimista triste y sin esperanza que de continuo esperaba que sucediera lo peor.

Los padres preocupados por los gemelos los trajeron a un psicólogo, con la esperanza de que él pudiera ayudarlos a balancear sus personalidades. El psicólogo sugirió que en el próximo cumpleaños de los gemelos, los padres los pusieran en habitaciones separadas para abrir sus regalos.

-Denle al pesimista los mejores regalos que puedan comprar -les dijo el psicólogo- y al optimista una caja de estiércol.

Los padres hicieron como se les dijo. Cuando miraron a hurtadillas al gemelo pesimista, lo escucharon quejarse:

-No me gusta el color de este juguete. ¡Apuesto a que este juego se va a romper! No me gusta jugar a este juego. ¡Conozco a alguien que tiene uno mejor que este!

Atravesando de puntillas el pasillo, los padres miraron a hurtadillas y vieron a su hijo optimista, que con alegría tiraba al aire el estiércol. Se estaba riendo mientras decía:

¡No puedes engañarme! ¡Donde hay tanto estiércol, tiene que haber un caballo!

Mis queridos hermanos y amigos ¿cómo estamos mirando la vida hoy? Como un accidente que está esperando por suceder o una bendición a punto de ser recibida. La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo. Ellos hacen lo mejor de las cosas que ya tienen. El secreto de ser feliz es tener paz y se tiene paz, no anhelando los que no se tiene sino estando conformes y agradecidos con lo que Dios nos da.

Que Dios te bendiga