Lectura de hoy

Y tú, ¿qué dirías?

Mateo 5:13-16

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué será salada...

REFLEXIÓN

De pie y en fila junto con su pelotón del Ejército Rojo, Taavi ya había resuelto en su...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

A.15.- La resurrección de Jesús

Lecturas Estudio que analiza con detalle las evidencias que comprueban que Jesús sí resucitó. Nuestra fe cristiana depende de ese evento por lo tanto es de suma importancia estar seguro de ello. ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

Ventaja

Publicación:  Monday 20 March 2017   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



Y me ha dicho:«Bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad». Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en insultos, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. 2 Corintios 12: 9-10


Reflexión

Este relato se trata de la hija de 10 años de un hombre, llamada Sara, quien nació sin un músculo de uno de sus pies, por lo cual usa un aparato todo el tiempo. Cuenta este padre la siguiente historia:

Un hermoso día de primavera llegó Sara de la escuela y me dijo que había competido en las carreras, en los eventos competitivos de la escuela. Debido al soporte de su pierna empecé a pensar rápidamente en algo que decirle para darle valor y animar a mi Sara, cosas que podría decir acerca de no dejar que esto la desanimara, pero antes de que yo pudiera decir algo, ella dijo: “¡Papi, gané dos de las carreras!”.

¡No podía creerlo! Y después dijo: “Tuve ventaja”. Ah, lo sabía… Pensé que debieron de haberla dejado correr a la cabeza primero que los demás. Pero una vez más, antes de que pudiera decir una palabra, ella dijo: “Papi no me dejaron correr primero; mi ventaja fue tener que tratar más fuerte que los demás”.

Mis queridos hermanos y amigos, qué gran lección. Sara pudo percibir lo que muchos de nosotros hemos ignorado por años. Tal vez creamos que las adversidades y las debilidades nos tienen en desventaja con respecto a los demás. Al contrario, sacan lo mejor de nosotros, allí hay un gran potencial, no lo dejemos dormir más.

Que Dios te bendiga