Lectura de hoy

El águila y la perdiz

Isaías 40:31

...mas los que esperan en Jehová tendrán nuevas fuerzas, levantarán alas como las águilas...

REFLEXIÓN

Un indio norteamericano relata la anécdota de un guerrero que encontró un huevo de águila...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

A.09.- El Espíritu Santo

Lecturas El presente estudio profundiza en la tercera persona de la Trinidad, El Espíritu Santo. ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

Un anuncio complicado

Publicación:  Thursday 6 June 2019   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



Le dijo Jesús: --Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Juan 11:25


Reflexión

Iba un hombre en su vehículo cuando se percató que tenía un autobús justo adelante. Pero con la lluvia y los cristales empañados, no logró distinguir bien el anuncio que el vehículo portaba en la parte de atrás. Se acercó un poco más y logró leer lo que anunciaba: “Cada viaje es el viaje más importante de mi vida”, entonces, antes de que pudiera leer el resto del anuncio, el autobús inició de nuevo su marcha. El hombre aceleró su vehículo, se acercó y pudo leer claramente lo que anunciaba: “Funeraria El Buen Viaje”. El publicista sin saberlo anticipaba que este viaje era el más importante de la vida. Qué razón tenía.  

Es interesante que cuando vamos a emprender un viaje preparamos con anticipación todo lo que necesitamos para que este sea exitoso. Lo esperamos con ansiedad, revisamos con detalle cada aspecto de él, contamos con precisión cada segundo que nos separa de ese magnífico día, en que emprenderemos ese viaje. Eso aplica para todos los viajes excepto uno, el último. Ese es el único viaje que no queremos emprender, pero… ¿no será el más importante y por lo tanto el que mejor deberíamos preparar?

Mis queridos hermanos y amigos. Cuando elegimos en quién depositamos nuestra fe estamos apostando nuestra eternidad, esa es una decisión de suma importancia. Hay en las Escrituras una promesa de vida, una garantía de paz. Depositemos nuestra fe en aquel que promete vida eterna… en Jesús.

Que Dios te bendiga