Lectura de hoy

Reflejo de tus acciones

Mateo 7:1-5

No juzguéis, para que no seáis juzgados, porque con el juicio con que juzgáis seréis juzgados...

REFLEXIÓN

Un hombre conducía camino a su casa durante una noche lluviosa, delante de él iba otro...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

A.12.- Los apóstoles y el perdón

Lecturas Estudio sobre el verdadero perdón de Dios y la falsedad de los apóstoles actuales ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

Lucharé hasta el final

Publicación:  Wednesday 1 May 2019   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas cosas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan? Así que todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos, pues esto es la Ley y los Profetas. Mateo 7:7-12


Reflexión

El General William Booth, fundador del Ejército de Salvación, en su última intervención en el Royal Albert Hall, en Londres Inglaterra, el 9 de Mayo del año 1912 dijo:

¡Mientras las mujeres lloren como lo hacen ahora, yo lucharé; mientras los niños tengan hambre como la tienen ahora, yo lucharé; mientras los hombres vayan a prisión, entren y salgan, entren y salgan, como lo hacen ahora, yo lucharé; mientras quede un alcohólico, haya una pobre niña en las calles, mientras quede un oscuro espíritu sin la luz de Dios, yo lucharé ¡Yo lucharé hasta el final.!

Mis queridos hermanos y amigos, pidamos, actuemos y luchemos por las causas del Reino. Si el Señor quisiera hacerlo todo Él mismo, no habría dejado a Su iglesia en la tierra. Él nos dejó una clara misión, hacer discípulos y atender a los necesitados. Es nuestra responsabilidad cumplir con esa misión y decir como el General Booth: “mientras quede un alcohólico, haya una pobre niña en las calles, mientras quede un oscuro espíritu sin la luz de Dios, yo lucharé ¡Yo lucharé hasta el final.!”

Que Dios te bendiga