Lectura de hoy

Los Gansos

1 Corintios 12:12-20

Así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo...

REFLEXIÓN

La próxima temporada, cuando veamos a los gansos emigrar dirigiéndose hacia un lugar más...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

A.04.- Siguiendo a Jesús

Lecturas Este estudio nos lleva a reflexionar sobre la verdadera naturaleza del cristianismo como una forma de vida. ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

Las prioridades

Publicación:  Wednesday 24 April 2019   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



Aconteció que, yendo de camino, entró en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. Marta, en cambio, se preocupaba con muchos quehaceres y, acercándose, dijo:
—Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude.
 Respondiendo Jesús, le dijo:
—Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero solo una cosa es necesaria, y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.
Lucas 10:38-42


Reflexión

Cuenta un hombre esta historia:
De niño, mientras crecía, conocí un hombre que me parecía más grande que la vida misma. Su nombre era Edwin E. Bailey y atendía el observatorio astronómico del Instituto Franklin de Filadelfia. Yo iba, la mayoría de los sábados, al Instituto Franklin solamente para pasar tiempo con él. Su mente de enciclopedia me fascinaba. Parecía saber algo sobre todo.

Fuimos amigos con Ed Bailey hasta que falleció hace varios años atrás. Yo me hice conferencista internacional, inspirado por la sabiduría y conocimiento de Ed.

En una ocasión, fui a visitarlo, cuando estaba en el hospital, después de sufrir un severo ataque de presión alta. En un esfuerzo por charlar un poco, le conté acerca de todos los lugares donde había viajado dando conferencias y después le comenté lo importante que él era para mí, pues llegué hasta su cama, directamente desde el aeropuerto.

Me escuchó y después me dijo en una forma levemente sarcástica: "Has ido por todo el mundo y llegado a personas que, diez años después, no recordarán tu nombre. Pero no has tenido tiempo para las personas que te quieren realmente.”

Esta frase tan simple me golpeó fuertemente y cambió mi vida. Decidí no dejar que mi tiempo fuera usado por personas a las cuales no les importo, mientras descuido a aquellas para los cuales soy irremplazable.

Un amigo mío recibió, hace poco, un llamado desde la Casa Blanca pidiéndole ir allá a impartir una conferencia al presidente de los Estados Unidos en una fecha determinada. Él la rechazó, debido a que iba a ser el día que había prometido pasarlo con su nieta en la costa del mar. La nación sobrevivió sin él, el presidente no lo extrañó, y su nieta tuvo un día maravilloso con su "Abuelito".

Mis queridos hermanos y amigos, en realidad la vida es un asunto de prioridades. Debemos aprender a distinguir entre lo urgente y lo importante. ¿Deseamos saber cómo están nuestras prioridades hoy? Es tan fácil como estimar el tiempo que se le dedica a cada cosa en la vida. Aquello a lo que le dediquemos más tiempo es nuestra prioridad número uno, lo segundo es nuestra prioridad dos y así sucesivamente. Podríamos agrupar nuestro tiempo en las siguientes clasificaciones: Dios, familia, trabajo, servicio al prójimo y ocio.  Si hacemos el ejercicio hoy, ¿Cómo saldríamos?

Que Dios te bendiga