Lectura de hoy

Llenando el cántaro

Salmos 143:10

Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; tu buen espíritu me guíe a tierra...

REFLEXIÓN

Cuentan que una vez un hombre envió a su joven hijo a llenar un cántaro al río, y le dijo...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

F.10.- María la madre de Jesús

Lecturas Estudio detallado de María la madre de Jesús, desde la perspectiva bíblica ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

El chofer del sabio

Publicación:  lunes 12 diciembre 2022   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



Habló Jehová a Moisés y le dijo:
Mira, yo he llamado por su nombre a Bezaleel hijo de Uri hijo de Hur, de la tribu de Judá, y lo he llenado del espíritu de Dios, en sabiduría y en inteligencia, en ciencia y en todo arte, para inventar diseños, para trabajar en oro, en plata y en bronce, para labrar piedras y engastarlas, tallar madera y trabajar en toda clase de labor.
Éxodo 31:1-3


Reflexión

Se cuenta que en los años 20 un sabio era con frecuencia solicitado por las universidades para dar conferencias. Dado que no le gustaba conducir y como el automóvil le resultaba tan cómodo, contrató los servicios de un chofer para sus desplazamientos.

Después de varios días de viaje, el sabio le comentó al chofer lo aburrido que era repetir lo mismo una y otra vez.

"Si quiere", le dijo el chofer, "le puedo sustituir por una noche. He oído su conferencia tantas veces que la puedo recitar palabra por palabra."

El sabio le tomó la palabra y antes de llegar al siguiente lugar, intercambiaron sus ropas y el sabio se puso al volante. Llegaron a la sala donde se iba a celebran la conferencia y como ninguno de los académicos presentes conocía a este erudito, no se descubrió el engaño.

El chofer expuso la conferencia que había oído a repetir tantas veces a su jefe. Al final, un profesor en la audiencia le hizo una pregunta. El chofer no tenía ni idea de cual podía ser la respuesta, repentinamente tuvo un golpe de inspiración y le contestó:

"La pregunta que me hace es tan sencilla que dejaré que mi chofer, que se encuentra al final de la sala, se la responda".

Mis queridos hermanos y amigos, una cosa es inteligencia y otra es sabiduría. Una cosa es astucia, lo cual sin duda tenía este chofer y otra es la sabiduría, formada del conocimiento aplicado correctamente, como la del sabio.

Ser sabio requiere de mucho trabajo para adquirir conocimiento y mucha paz, para poder aplicar ese conocimiento para edificación. Conocimiento y paz, ambos vienen de Dios. El primero, el conocimiento, viene del esfuerzo del hombre y del talento dado por nuestro Señor y el otro, la paz, se deriva de una relación intensa con el Señor que la da. Conocimiento y paz, o dicho de otra manera, sabiduría, viene del Padre de las Luces, de nuestro Señor Jesús.

Que Dios te bendiga