Lectura de hoy

Abuelas que oran

Mateo 6:9-10

Vosotros, pues, oraréis así: »“Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea...

REFLEXIÓN

Durante cincuenta años, la Hermana Agnes y la señora Baker oraron para que su país, Letonia...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

D.04.- El mundo sobrenatural

Lecturas Estudio detallado sobre los habitantes del mundo sobrenatural y su influencia en la tierra. Se analizan con detalle los ángeles y los demonios. ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

Adquiere prudencia

Publicación:  viernes 7 mayo 2021   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia, no te olvides de ella ni te apartes de las razones de mi boca; no la abandones, y ella te guardará; ámala, y te protegerá.
Sabiduría ante todo, ¡adquiere sabiduría! Sobre todo lo que posees, ¡adquiere inteligencia! Engrandécela, y ella te engrandecerá; te honrará, si tú la abrazas. Un adorno de gracia pondrá en tu cabeza; una corona de belleza te entregará.
Proverbios 4:5-9


Reflexión

¡A veces nos parece que la vida se vive al revés! Siendo jóvenes y con una perspectiva limitada, tenemos que tomar aquellas inmensas decisiones que moldearán el resto de nuestros años. Pero podemos y seremos sabios, si aprendemos de quienes han adquirido entendimiento de las experiencias de la vida.

En un estudio psicológico, a cincuenta personas mayores de noventa y cinco años de edad se les preguntó lo siguiente: ¿De poder vivir la vida otra vez, qué haría diferente?  De tal pregunta salieron a relucir tres respuestas generales:
Si tuviese que hacerlo otra vez…
- Reflexionaría más.
- Arriesgaría más.
- Haría más cosas que perduren después de mi muerte.

Una mujer muy anciana escribió sobre cómo viviría su vida de poder hacerlo otra vez: "Cometería más errores la próxima vez, me relajaría, sería más flexible, más tonta de lo que he sido durante este viaje, tomaría menos cosas con seriedad. Sería más arriesgada, escalaría más montañas y nadaría más cantidad de ríos, comería más helados y menos frijoles y quizá tendría más problemas en la actualidad, pero menos de ellos serían imaginarios. Como puedes ver, soy una de esas personas que ha vivido con sensatez y prudencia hora tras hora y día tras día. Sí, he disfrutado mis buenos momentos y si tuviese que hacerlo de nuevo, tendría muchos más. De hecho, no intentaría vivir más que momentos, uno tras otro, en vez de tantos años."

Mis queridos hermanos y amigos, ¡escuchemos y aprendamos! La vida no puede ser solo trabajo y nada de juego o solo responsabilidad y nada de alegría. A pesar de todo, deseamos que la vida tenga sentido para Dios, para los seres queridos que nos seguirán y para nosotros mismos.

Durante este día, reflexionemos sobre nuestra vida. Pidámosle a Dios que nos muestre cuál es el verdadero significado de nuestra existencia, que es lo que Él desea que logremos, sobre todo pidámosle que nos enseñe ¡cómo disfrutar el proceso!. Así cumpliremos nuestra misión y disfrutaremos haciéndolo.

Que Dios te bendiga