Lectura de hoy

Un sueño hermoso

Hechos 9:1-5

Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al Sumo sacerdote...

REFLEXIÓN

Treinta hombres, con los ojos inyectados en sangre y despeinados, estaban de pie ante un juez...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

C.08.- La entrega del cristiano

Lecturas Estudio sobre la genuina entrega del cristiano. ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

¿Cuánto pesa el pecado?

Publicación:  lunes 12 abril 2021   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



…porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro. Romanos 6:23


Reflexión

¿Cuánto pesa el pecado?
Un predicador acababa de invitar a sus oyentes a buscar de Dios, cuando un joven exclamó:

- Usted habla del peso del pecado. Yo no lo siento — ¿Cuánto pesa? ¿Veinte kilos, cien kilos?

- Dígame -le preguntó el predicador-, si usted pusiera un peso de cien kilos sobre el pecho de un hombre muerto, ¿Lo sentiría él?

– No, ya que está muerto -contestó el joven.

El predicador prosiguió: -Pues bien, el hombre que no siente el peso del pecado está espiritualmente MUERTO.

Mis queridos hermanos y amigos, el tema del pecado se ha devaluado mucho con el correr del tiempo. El pecado ha sido encasillado estrictamente a temas religiosos antiguos. El relativismo moderno ha convertido los mandatos de Dios en huecas tradiciones y ha inventado nuevas formas de eludir la responsabilidad de obedecer a Dios. Porque podemos definir "pecado" como la desobediencia a un mandato divino, sea una prohibición o una acción a tomar. Hoy en día la sociedad tiende a permitir lo que Dios prohíbe porque nos hemos endiosado. Nos olvidamos que cada uno de nosotros deberemos rendir cuentas delante de nuestro Creador algún día, y esas cuentas nunca van a salir positivas para nosotros. Solo hay un camino para evitar las consecuencias, el provisto por Dios a través de su Hijo en la cruz. Allí se pagaron las consecuencias de nuestro pecado, porque no hay forma de merecer Su favor, solo resta esperar su perdón a través de nuestra entrega a Su Hijo.

Recordemos que todos los seres humanos somos pecadores, la diferencia está en que algunos accedemos a Su perdón a través de Jesús... otros no.

Que Dios te bendiga