Lectura de hoy

TransfusiĆ³n

Juan 15:13

Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos...

REFLEXIÓN

Hace muchos años, en un hospital de Stanford, había a una niñita llamada Liz, que sufría...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

B.8.- La Iglesia y el Reino de Dios

Lecturas Estudio sobre la relación de la Iglesia del Señor y el Reino de Dios ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

Asesino

Publicación:  jueves 18 febrero 2021   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



Entonces se le acercó Pedro y le dijo:
—Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?
 Jesús le dijo:
—No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.
Mateo 18: 21-22


Reflexión

En la Universidad Duke unas de las mejores universidades de los Estados Unidos, hicieron un vasto estudio sobre las causas frecuentes de las enfermedades que matan. La conclusión fue que una de las causas principales de las enfermedades mortales no son ni las malas dietas, o la falta de ejercicio, los accidentes genéticos, el cigarrillo o el alcohol; sino la falta de perdón.

En un mundo tan científico como el que vivimos hoy en día, en el que todo necesita demostración, el hecho de que unos investigadores, que no se basaron en los principios bíblicos del perdón, lleguen a esta conclusión, valida sin duda lo que la Palabra de Dios ha dicho por milenios. Los médicos investigadores dijeron:  El asesino numero uno de personas en el mundo entero es: La falta de perdón.

Mis queridos hermanos y amigos, la falta de perdón enferma a las personas, las deprime, las vuelve neuróticas. Hay muchas enfermedades mentales y emocionales que vienen por causa de no haber perdonado, de estar atado y de alimentar ese veneno llamado rencor. El rencor mata a quien lo siente mientras que no le ocasiona nada a quien lo provoca. Es el peor de los negocios. En oposición, el perdón sí es un buen negocio, deja a Dios juzgar al otro mientras nos libera de la atadura venenosa del rencor. Una vez que perdonamos nos liberamos y la paz de Dios fluye en nuestra vida. La Palabra de Dios nos instruye a perdonar y lo hace porque eso nos identifica como Hijos del Padre perdonador y adicionalmente nos libera y da paz. Hagamos este negocio, cambiemos rencor por perdón.

Que Dios te bendiga