Lectura de hoy

Un sueño hermoso

Hechos 9:1-5

Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al Sumo sacerdote...

REFLEXIÓN

Treinta hombres, con los ojos inyectados en sangre y despeinados, estaban de pie ante un juez...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

C.08.- La entrega del cristiano

Lecturas Estudio sobre la genuina entrega del cristiano. ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

Ajedrez

Publicación:  miércoles 13 enero 2021   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni principados ni potestades, ni lo presente ni lo por venir, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro.
Romanos 8:37-39


Reflexión

En un museo en Europa se está presentando un cuadro que se llama “Derrotado por el diablo”. El mismo consistía en un joven que estaba jugando ajedrez con el diablo y todo indicaba (por la cantidad de piezas en la mesa) que estaba perdiendo el juego. Todas las personas que veían la pintura decían lo mismo: “el diablo le va a ganar el juego”.

Un día el museo abrió sus puertas como de costumbre y llegó en una excursión el famoso y mundialmente conocido campeón de ajedrez “Bobby Fischer”. Cuando llegó al cuadro, se quedó mirando fijamente las piezas del juego y le dijo a la concurrencia:

- Un momento, todavía el joven puede ganar, dijo Fischer ante al asombro de todos. “si él mueve la pieza de la esquina y luego mueve la pieza del otro lado no le dará oportunidad y finalmente el joven le dará “jake mate” al diablo." El diablo será derrotado.

Mis queridos hermanos y amigos, cuantas veces hemos pensado que estamos derrotados y que las circunstancias y los problemas nos están ganando el juego. Hay uno que se llama Jesús que puede ver las situaciones desde un punto de vista muy diferente porque ya pasó por allí. Él ya ganó la partida y nos hizo a nosotros vencedores con Él.

Que Dios te bendiga