Lectura de hoy

Anuncio clasificado

Isaías 43:19

He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz, ¿no la conoceréis? Otra vez abriré...

REFLEXIÓN

Cuenta un hombre la siguiente historia: En el periódico local de mi ciudad salió el siguiente...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

H.01.- La revelación progresiva de Dios

Lecturas Estudio sobre la progresividad de la revelación de Dios al hombre ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

Rito indio

Publicación:  jueves 20 junio 2024   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



El ángel de Jehová acampa alrededor de los que lo temen y los defiende.
Gustad y ved que es bueno Jehová. ¡Bienaventurado el hombre que confía en él!

Salmos 34:7-8


Reflexión

¿Conocemos la leyenda del rito de pasaje de la juventud de los indios Cherokee? El padre lleva al hijo al bosque, con los ojos vendados y le deja solo. Él tiene la obligación de sentarse en un tronco toda la noche y no quitarse la venda hasta que los rayos del sol brillen a través de la mañana. Él no puede pedir auxilio a nadie. Una vez que sobrevive la noche, él ya es un hombre.


Él no puede contarle a los otros muchachos acerca de esta experiencia, debido a que cada chico debe entrar en la masculinidad por su cuenta.


El niño está naturalmente aterrorizado. Él puede oír toda clase de ruidos. Bestias salvajes que rondan a su alrededor. Quizás algún humano le puede hacer daño. Escucha el viento soplar y la hierba crujir, él sentado estoicamente en el tronco, sin quitarse la venda. Él sabe que esta es la única manera en que puede llegar a ser un hombre.


Por último, después de una horrible noche, el sol aparece, él se puede quitar la venda y es entonces cuando descubre a su padre sentado junto a él. Su padre vela toda la noche, para proteger a su hijo del peligro.


Mis queridos hermanos y amigos, así como el muchacho indio, nosotros tampoco estamos nunca solos. Aun cuando no lo sabemos, nuestro Padre Celestial esta velando por nosotros, sentado en un tronco a nuestro lado. Cuando vienen los problemas, lo que tenemos que hacer es sólo confiar en Él, no quitarnos la venda antes del alba.

Que Dios te bendiga