Lectura de hoy

El águila y la perdiz

Isaías 40:31

...mas los que esperan en Jehová tendrán nuevas fuerzas, levantarán alas como las águilas...

REFLEXIÓN

Un indio norteamericano relata la anécdota de un guerrero que encontró un huevo de águila...

» Continúa     » Escuchar Audio  Escuchar Audio

Reciba diariamente la Lectura de Hoy en su correo electrónico sin ningún compromiso.

Suscribete a Unanimes

Estudio Bíblico de la semana

A.09.- El Espíritu Santo

Lecturas El presente estudio profundiza en la tercera persona de la Trinidad, El Espíritu Santo. ...

» Descargar     » Escuchar Audio  Estudios

Nunca es suficiente

Publicación:  Monday 10 June 2019   |  Escuchar Audio  Escuchar Audio |  Enviar a un amigo Enviar a un amigo



Por su amor, nos predestinó para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado. Efesios 1:5-6


Reflexión

Keith Hernández es uno de los mejores jugadores de béisbol de la historia. Es un bateador cuyo promedio de por vida es de 300, marca que en béisbol es extraordinaria. Keith ha ganado en numerosas ocasiones el reconocimiento del Guante de Oro por su excelencia como jugador de campo. Ha ganado el reconocimiento de mejor bateador en un año, el reconocimiento del Jugador Más Valioso en su liga y hasta de la Serie Mundial. Lo ha ganado todo en el béisbol. 

A pesar de sus logros, no tiene algo que le es crucialmente importante, la aceptación por parte de su padre que lo que ha logrado es valioso. En una entrevista Keith habló así de su relación con su padre: 

"Un día le pregunté a mi padre, "Papá, tengo un promedio de 300 de por vida como bateador (una marca extraordinaria). ¿Qué más quieres? Su padre le respondió, "Keith, un día verás tu vida y dirás, ¡pude haber hecho más!"

Mis queridos hermanos y amigos, qué maravilla es saber que nuestro Padre celestial nos conoce, acepta y ama como somos. Él nos ama por quienes somos… sus hijos, sin importar logros o fracasos. 

Que Dios te bendiga